Nota de Prensa

Ayer, tras las elecciones celebradas el pasado 14 de diciembre, tomaron posesión de sus cargos en la ciudad de Cáceres los miembros del Comité Ejecutivo del Sindicato Médico de Extremadura (SIMEX). En un primer análisis de la situación laboral de los profesionales de la medicina, se puso en evidencia, entre otros:

 

  • La falta de convicción de los Responsables del Servicio Extremeño de Salud ante los interlocutores de UGT, al no saberles justificar el abono del complemento de productividad fija B por la realización del mismo trabajo que los que lo venían percibiendo antes del acuerdo alcanzado entre el SES y el SIMEX, de 12 de marzo de 2007. Injusticia y agravio comparativo historicos que ese acuerdo vino a reparar, aunque no en su totalidad, porque solo perciben el 80 % de la cantidad asignada al mencionado complemento, a pesar de realizar el 100 % de su trabajo.
  • En las pasadas Navidades, una vez más, se han puesto de manifiesto las carencias organizativas del Sistema, con excesivas acumulaciones de tareas en medicina de familia y pediatría, la saturacion en los Servicios de Urgencias Hospitalarios y el consiguiente retraso en la atención a los pacientes en consulta. Consecuencias del parón en la negociación y el incumplimiento de acuerdos firmados entres el SES y SIMEX.

A ello hay que sumar, paradójicamente, la ausencia de control de salud laboral de los  propios profesionales del SES.

  • Asimismo, sigue pendiente la negociación de la reorganización de la Atención Continuada, la dirección de los Centros de Salud, el nuevo modelo retributivo, la integración de los médicos de Residencias de la Tercera Edad, de Unidades de Valoración de Minusvalías, médicos de Hospitales Psiquiátricos, entre otros, en el SES.

En estas mismas fechas, se ha solicitado una reunión con la Consejera de Sanidad y Dependencia, Dra. Dña. María Jesús Mejuto Carril, para presentarle los nuevos responsables del Sindicato y las reivindicaciones más urgentes con el fin de abrir un periodo de negociación fructífero para ambas partes.

 

 

                                                                    Cáceres, 15 de enero de 2009