Hay que amputar, dijo el vendedor de muletas

Cuando me pongo, me pongo