Al menos 30 directivos han salido del SES en un plazo de dos años

Al menos una treintena de directivos -desde el consejero hasta los subdirectores- han salido del SES en el plazo de dos años. Según informa el diario extremeño HOY, el baile comenzó tras el nombramiento de Jerónima Sayagués como responsable de la sanidad extremeña y aún no ha parado. (…) El gerente del SES, Joaquín García Guerrero, argumenta que “los cambios son los habituales en este sector, ya que demanda un gran desgaste personal por lo exigente de la responsabilidad”. (…)

Políticos, sindicatos de médicos y enfermeros y facultativos que ejercen la medicina en hospitales y centros de salud consideran, sin embargo, que este gran baile de cargos directivos pone de manifiesto un desbarajuste que perjudica la gestión sanitaria y, tras ella, la calidad asistencial a los extremeños en los centros públicos, que tiene su cara más visible en el incremento de las listas de espera.

Manuel Carmona, responsable de Atención Hospitalaria del Sindicato Médico, asegura que el timón no se puede cambiar tantas veces de mano. «Cada gerente, cada director médico, cada responsable del SES requiere al menos un periodo de tres meses para conocer cuál es la situación y poder después empezar a funcionar; si al poco de llegar se van, vuelta a empezar».
http://www.hoy.es/v/20140113/regional/menos-directivos-salido-plazo-20140113.html

Anuncios

“Recuperar lo perdido, cumplir lo pactado”

Albert Tomás Torrelles, presidente de la Confederación Estatal del Sindicato de Médicos (CESM), cree que 2014 debe ser el año del inicio de la modernización del Sistema Nacional de Salud (SNS) y, para ello, aboga por forjar nuevos acuerdos y cumplir los ya existentes. Así lo manifiesta en una tribuna publicada hoy en DIARIO MÉDICO y cuya lectura recomendamos por su interés:

El año 2014 ha de ser, según los expertos, el año del inicio de la recuperación económica de nuestro país.

La crisis económica que soportamos desde hace unos años ha influido negativamente en todos los sectores y, consecuentemente, el sector sanitario no se ha escapado de ello. Los recortes indiscriminados sobre el sistema nacional público de salud se han concretado en perjuicios a los pacientes y a los profesionales que han afectado a los primeros en forma de aumento de las listas de espera, tanto quirúrgicas como de visitas de especialista, pruebas complementarias y atención en urgencias, y a los segundos, con recortes salariales, pérdida de derechos, aumento de las cargas de trabajo y precarización de los contratos, con el consiguiente desánimo de los profesionales. Las palabras y expresiones “interino”, “eventual”, “a tiempo parcial”, “localizable”, “en expectativa de trabajo”… son ahora frecuentes en el vocabulario sanitario en cuanto al médico se refiere.

Ahora que escampa la tormenta de la crisis toca reconstruir todo lo maltrecho, aprovechando el momento para diseñar un sistema sanitario público que pueda asumir las necesidades sanitarias que tendremos en España a medio y largo plazo, efectuando las modificaciones mínimas necesarias para poder cumplir con los objetivos propuestos y siempre garantizando la sostenibilidad del sistema.

El hecho de que se empiece a comentar que estamos saliendo de la crisis económica no quiere decir que vaya a fluir el dinero y que los presupuestos públicos comiencen a crecer, por lo que, desgraciadamente, la infrafinanciación crónica del sistema sanitario -agudizada estos últimos años- hará imprescindible que corra la tinta de los bolígrafos para firmar acuerdos y compromisos entre los gestores, responsables del sistema sanitario, y los médicos, a fin de no perder nivel y dañar el mínimo posible un sistema sanitario modélico.

Quiero recordar que, a pesar de todo lo comentado, la población ha tenido una atención sanitaria suficiente y correcta, a expensas del esfuerzo abnegado de todos los profesionales de la sanidad pública. El médico, a pesar de todas estas contrariedades, ha continuado ejerciendo su profesión con compromiso y responsabilidad. Este médico, que tendría que estar interesado en su formación continuada y en dar una atención cada vez más eficaz y eficiente a sus pacientes, está preocupado en estos momentos por su contrato o por si llega o no a final de mes con su nómina.

Abordar todo lo que interesa al médico

Evidentemente sería de desear que en el transcurso de este año el médico empezase a recuperar parte de lo perdido en estos tres últimos años, pero esto, siendo realistas, parece a día de hoy un sueño imposible. Por eso me reafirmo en que son necesarios pactos y acuerdos.

Es imprescindible también que en 2014 se cumplan y se desarrollen los pactos contemplados en el acuerdo firmado entre el Ministerio de Sanidad y el Foro de la Profesión Médica el 31 de julio de 2013, y que éstos, una vez consensuados, se implementen en las autonomías.

En este acuerdo se contemplan la mayoría de cuestiones de interés para la profesión médica en la actualidad: desarrollo profesional, gestión clínica, registro de profesionales, investigación en el ámbito sanitario, el papel fundamental que debe tener el médico en la gestión y gobernanza del Sistema Nacional de Salud, modelo sanitario, modelo de financiación del sistema, planificación de recursos humanos, modificación y o adaptación del Estatuto Marco y la LOPS…

En definitiva, 2014 tiene que ser para el Sistema Nacional de Salud, el año del inicio de su modernización y actualización, con el valor añadido de la participación y protagonismo del conocimiento médico en la toma de decisiones.

http://www.diariomedico.com/2014/01/13/area-profesional/profesion/recuperar-perdido-cumplir-pactado