Deterioro Asistencial en las Consultas de Pediatría en AP del Area de Cáceres

Deterioro Asistencial en las Consultas de Pediatría en AP del Area de Cáceres

 En los últimos días se han venido produciendo ausencia, por distintos motivos, en varias consultas de pediatría del área de Cáceres. Desde SIMEX exigimos su cobertura inmediata  para evitar acumulaciones a las consultas de Medicina General. Esto no debe ocurrir ni un solo día.

Un niño no debe entrar en las consultas de adultos, ni compartir con ellos salas de espera, máxime en esta época estacional .Además las consultas del Médico de Familia no están dotadas adecuadamente para la atención de bebés.

Sin el Médico de Atención Primaria no hay Sistema Nacional de Salud

Sin el Médico de Atención Primaria no hay Sistema Nacional de Salud”, por Vicente Matas, del Centro de Estudios de CESM Granada

Reproducimos a continuación un artículo de Vicente Matas Aguilera, coordinador del Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada (CESM), sobre el determinante papel que juega la Atención Primaria en el Sistema Nacional de Salud (SNS). Matas denuncia la deficiencia presupuestaria y las presiones laborales a las que están sometidos los profesionales médicos de este primer nivel asistencial, que a pesar de gozar del amplio reconocimiento de los ciudadanos –consideran a los médicos como los “profesionales mejor valorados”, son sin embargo ninguneados por la Administración. Por su interés recomendamos la lectura íntegra de este artículo del que también se ha hecho eco REDACCIÓN MÉDICA.

En España para ejercer como Médico en Atención Primaria, se necesita tener un expediente extraordinario en el bachillerato, una nota excepcional en la selectividad, realizar un gran esfuerzo estudiando durante seis largos años en la Facultad de Medicina, durante otro año más preparar y realizar el duro y exigente examen MIR y finalmente realizar el periodo de residencia durante otros cuatro años (Medicina de Familia o Pediatría). En total once largos años desde que se terminó el bachiller y una edad de 29 o 30 años para comenzar el ejercicio de la profesión, si con suerte encuentra un puesto de trabajo, que además en muchos casos puede ser a tiempo parcial y precario.

Este esfuerzo formativo no termina con esos largos años, la formación del médico no termina nunca, el médico está obligado ética y legalmente (art.33 LOPS) a mantener un alto nivel de formación a lo largo de toda su vida profesional y la medicina es una de las profesiones que más rápidamente evoluciona. Este tremendo esfuerzo de formación continuada, se ven obligados a realizarlo mayoritariamente en su tiempo libre, en lugar de dedicarlo a la familia y al ocio, como demuestra una reciente encuesta (el 69 % de los médicos dedican más de 5 horas a la semana de tiempo libre a formación). Este tiempo además generalmente no tiene ningún tipo de reconocimiento por parte de la Administración, sería justo que se reconocieran algunas de estas muchas horas al menos para completar la jornada de 37,5 horas actual.

Suponiendo que ha encontrado trabajo y no tiene que marchar a buscarlo a países donde se les valora mucho más que en España, comienza a ejercer una profesión que exige un nivel de responsabilidad extraordinario. Responsabilidad de todo tipo:

Responsabilidad Ética y Profesional, la Medicina es una de las pocas profesiones que tienen un Código Ético y Deontológico que autorregula la profesión y defiende a la sociedad de la posible mala praxis profesional.

Responsabilidad Administrativa y de Gestión, corresponde al Médico de Atención Primaria como primer nivel asistencial el buen uso de los medios, cada vez más insuficientes, que la sociedad destina a la protección de la salud (diagnósticos, terapéuticos, derivaciones…). En sus manos está el justo y equitativo reparto de los escasos medios y el será el responsable si en un caso particular no se usa el tratamiento, el medio diagnostico o la derivación oportuna.

Responsabilidad civil y penal, cada acto médico lleva aparejado el riesgo de ser demandado civilmente o imputado penalmente, cada día se demuestra imprescindible disponer de un buen seguro para el ejercicio de la profesión.

La Jornada de trabajo ordinaria es igual que el resto de empleados públicos (37,5 horas), aunque a diferencia de ellos, con la presión asistencial actual en muchas ocasiones resulta difícil incluso hacer una pausa para tomar un café y el nivel de estrés continuado que soporta el médico de AP a diario es un problema cada vez más importante de salud laboral.

Además, en muchos casos se le exige de forma extraordinaria una jornada complementaria para realizar Atención Continuada (Guardias), lo que suponen jornada de 24 horas continuadas y en algunos Servicios de Salud sin libranza (31 horas). Es un esfuerzo muy importante que se realiza por las tardes, por las noches en sábado, domingo y festivo. Un médico con las guardias puede realizar durante 30 años el equivalente a una jornada laboral de 45 años de otras categorías y estas circunstancias no se tienen en cuenta a la hora de las cotizaciones y los cómputos de tiempo para la jubilación.

La cartera de Servicios en Atención Primaria es muy amplia y no para de crecer, se ha ampliado en muchas ocasiones con actividades que se realizaban en los hospitales, esto ha supuesto una mejora en la accesibilidad de los ciudadanos a estas prestaciones, pero no han supuesto el incremento presupuestario correspondiente para el nivel de Atención Primaria, al contrario han supuesto un nuevo esfuerzo y mayores costes.

La plantilla de Médicos de Atención Primaria (Médicos de Familia y Pediatras) es insuficiente y estaba diseñada para que las ausencias reglamentarias estuvieran sustituidas, pero con los recortes de la crisis e incluso antes, las sustituciones se ha reducido al máximo en el medio rural y prácticamente han desaparecido en el medio urbano.

Los presupuestos públicos dedicados a Atención Primaria son totalmente insuficientes, además año a año se disminuye el porcentaje que se dedica al primer nivel asistencial, mientras crece en otros apartados del presupuesto. En concreto y según datos del Ministerio de Sanidad recientemente publicados, se ha pasado del 15,67% del presupuesto sanitario público en 2007, al 15,11 % en el año 2011, pasando en el año 2009 por el 15,37 %. Mientras crecía el presupuesto en Servicios Hospitalarios del 54,07% en 2007 al 58,40 % en 2011, pasando por el 55,53 en 2009.

Los Médicos de AP se ven obligados frecuentemente a realizar acúmulos de trabajo, deben atender no solo a los pacientes de sus cupos, en la mayoría de los casos masificados, sino que además tienen que atender a los pacientes de los compañeros que se encuentran ausentes por cualquier motivo (vacaciones, bajas, permisos…). En la mayoría de los Servicios de Salud no se cumplen los acuerdos o pactos firmados para compensar estos sobreesfuerzos, que estaban previstos solo en el caso de no existir posibles sustitutos y que con la crisis se han convertido generalmente en la norma.

Los Servicios de Salud están presionando cada vez más a los Médicos de AP mediante diferentes programas de control de la prescripción farmacéutica, que dan prioridad al ahorro económico sobre la calidad en la prescripción. Este férreo control se convierte en algunas CCAA en una verdadera persecución, con la apertura incluso de expedientes disciplinarios a los que están desviados cuantitativamente y buscando, como excusa, en miles de recetas defectos de forma en los que pueden incurrir en la práctica, todos los médicos de AP y más aún con la creciente masificación de las consultas y la falta de tiempo por paciente.

Con la informatización de las consultas y la receta electrónica se ha avanzado algo, pero en demasiadas ocasiones estos programas dejan mucho que desear y tienen muchísimo margen de mejora, en muchos de ellos -por no decir todos- prima el control administrativo y de gestión, se producen demasiados cuelgues, hay fallos de registro, es complicado codificar… en definitiva no son por lo general la herramienta que necesitan los Médicos de AP, aunque hayan supuesto un avance. Se han diseñado al menos dieciocho sistemas informáticos -con el correspondiente gasto y despilfarro- que son incompatibles, además se da la paradoja de que mientras cuando se recetaba en papel, los pacientes podían acudir a cualquier farmacia de España para retirar su medicación, ahora con los nuevos sistemas electrónicos no pueden hacerlo si salen de su Comunidad Autónoma.

Pero a pesar de todos los problemas los Médicos de AP en España sacan a diario el trabajo, poniendo de su parte mucho más de lo que le es exigible, realizando funciones que no les corresponden, cubriendo las insuficiencias de todo tipo y todo este tremendo esfuerzo y dedicación en la mayoría de los casos solo recibe, en el mejor de los casos, el reconocimiento de sus pacientes.

Tanto esfuerzo y dedicación recibe el reconocimiento de los Españoles (en todos los grupos de edad) que consideran a los médicos como los profesionales mejor valorados, seguidos a distancia por los profesores.

Estamos cansados de escuchar de la Administración que se va a potenciar Atención Primaria, que es la puerta del Sistema… muchas palabras pero la realidad es que Atención Primaria está olvidada y cada vez recibe menos presupuesto y más funciones y trabajo

http://www.redaccionmedica.com/opinion/sin-el-medico-de-atencion-primaria-no-hay-sistema-nacional-de-salud-8006

Tanta guardia, al final ¿’pá’ qué?

Tanta guardia, al final ¿’pá’ qué?

Vicente Matas, coordinador del Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada (CESM)
Los sueldos de los médicos españoles están muy por debajo de los de los de los países de nuestro entorno, esto hace que para muchos de ellos las guardias se conviertan en una tabla de salvación, en la forma de incrementar un poco el sueldo.

Pero para ello pagan un gran precio, en primer lugar las guardias se hacen por la tarde, por la noche, en sábado, domingo y festivo, es decir en las horas en la que normalmente deberían estar con la familia, con los amigos, etc. En definitiva, en los momentos de tiempo libre que tan necesario es para volver con las pilas cargadas al duro trabajo diario. Pero al ser la retención de IRPF progresiva, este nuevo ingreso le incrementará de forma importante el porcentaje de retención.

Los médicos españoles garantizan la continuidad asistencial, la equidad, la accesibilidad y la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud mediante la realización de la atención continuada (guardias) en nuestros centros de salud, consultorios y hospitales. Generalmente se realizan por los médicos de la plantilla, en ocasiones existen médicos contratados (eventuales a tiempo parcial) para completar los turnos y también existen servicios específicos que realizan estas funciones.

Hace tiempo, en sus inicios, las guardias suponían una situación en “expectativa de trabajo”, que no conllevaba la dureza de un trabajo ininterrumpido, como ocurre en la jornada ordinaria, pero con el transcurrir de los años han llegado a requerir un gran esfuerzo del profesional ya que se ha transformado en un trabajo continuado que se realiza prácticamente de forma ininterrumpida, casi podríamos decir que se trata de un “trabajo a destajo” y que además no respeta descansos durante el mismo y conlleva una importante carga mental y de estrés. Todo este gran esfuerzo, se recompensa con unos importes brutos que van desde un mínimo de 15,47 euros/hora en laborable hasta 29,57 euros/hora como máximo en un festivo.

Sin duda, cuando los políticos hablan de que tienen que pagar más los poderosos, se refieren, entre otros a los sufridos médicos, que después de su agotadora jornada continúan hasta el día siguiente o trabajan también el sábado o el domingo, en horarios muy penosos (tardes y noches) para recibir en algunas comunidades poco más de ocho euros netos a la hora.

Paradójicamente si tienen la necesidad de contratar a alguien para cuidar a los hijos, el hacer las guardias le puede costar más de lo que reciben por su extenuante y penoso trabajo. Es hora de que la Administración sea consciente del tratamiento injusto que supone para los médicos españoles, la remuneración tan escasa del tremendo esfuerzo que realizan en horario penoso y después de cumplir su jornada diaria.

Podría por ejemplo tener un tratamiento fiscal diferenciado, teniendo en cuenta que sostiene el Sistema Sanitario. Un avance podría ser que en todo el SNS, la realización de las guardias sea voluntario, esto propiciaría que las guardias que muchos médicos dejaran de hacer las podrían hacer nuestros jóvenes profesionales que, magníficamente formados, se ven obligados a emigrar.

También sería justo contabilizar de alguna forma a efectos de la futura jubilación y otras prestaciones, la realización de tantas jornadas complementarias que en muchos casos, supone que en diez años se trabajan las mismas o más horas que en 15 años otras categorías.

Por último para los muchos médicos contratados a tiempo parcial y que mediante las guardias realizan una jornada muy superior al cien por cien, las cotizaciones deberían ser al cien por cien para el acceso futuro a todas las prestaciones (jubilación, incapacidad temporal o total, desempleo, etc.).

Hacienda retiene a cada médico hasta 7.000 euros anuales por sus guardias

CESM PIDE UN TRATAMIENTO FISCAL DIFERENCIADO PARA LA PROFESIÓN
Hacienda retiene a cada médico hasta 7.000 euros anuales por sus guardias
El Sindicato Médico ve como posible solución la voluntariedad de las guardias para fomentar el empleo y evitar la ‘fuga de cerebros’ en Medicina

Los ministerios de Hacienda y Empleo y Seguridad Social retienen a cada médico entre 4.910 y 7.053 euros anuales de sus retribuciones por guardias en hospitales y centros de Atención Primaria, según reflejan los resultados de un análisis elaborado por el Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada (CESM).


Fuente: Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada.

Tal y como indica el informe, al que ha tenido acceso en exclusiva Redacción Médica, para el médico de menores ingresos (unos 30.000 euros brutos anuales), la realización de las guardias le supone un incremento medio de 15.000 euros brutos al año. Sin embargo, apunta, al banco llega mucho menos, en concreto tan solo 9.255 de los 15.000 euros citados.

Estos datos implican que el médico del sistema público no percibe el 38,3 por ciento de su retribución anual por guardias. De ese casi 40 por ciento de retenciones, a Hacienda van 4.910 euros (el 32,73 por ciento) una vez que se aplica el sistema progresivo del IRPF vigente en España, mientras que, al incrementarse también la base reguladora, a la Seguridad Social van 836 euros del bolsillo del médico (el 5,57 por ciento). Algo parecido sucede al alcanzar los 40.000 euros brutos anuales. Entre IRPF y Seguridad Social el médico deja de percibir 6.123 euros de sus guardias (40,8 por ciento de retención).

Por su parte, para sueldos iniciales de 50.000 y 60.000 euros brutos anuales, la realización de las guardias pueden elevar los ingresos brutos hasta los 75.000-85.000 euros al año, cifra que implica que las retenciones del IRPF se disparen y al bolsillo del médico solo lleguen 8.900 y 7.947 euros de sus guardias, respectivamente. El resto ha pasado directamente a Hacienda (6.101 y 7.053 euros en cada caso que elevan la retención hasta el 40,6 y el 47 por ciento). Como el médico ya cotizaba por el máximo en Seguridad Social, no hay incremento en el descuento para seguros sociales en los dos tramos mencionados.

Tratamiento fiscal diferenciado

“Es hora de que la Administración sea consciente del tratamiento injusto que supone para los médicos españoles la remuneración tan escasa que reciben a cambio del tremendo esfuerzo que realizan en horario penoso y después de cumplir su jornada diaria”, indica el coordinador del estudio, Vicente Matas.

En este sentido, el Sindicato Médico propone “un tratamiento fiscal diferenciado” para los médicos, teniendo en cuenta que “sostienen el sistema sanitario” y plantea que se considere la opción de que la realización de las guardias sea voluntaria. A su juicio, este último punto propiciaría que “las guardias que muchos médicos dejarían de hacer las podrían asumir los jóvenes profesionales que, magníficamente formados, se ven obligados a emigrar”.

El SES subira el sueldo a los Medicos de A.P.

Por dispersión geográfica

El Servicio Extremeño de Salud anuncia subida de sueldos al personal de A.P.

image__SES_Extremadura_200_1549510867332985391El Servicio Extremeño de Salud va a incrementar las nóminas de los profesionales de 23 zonas de Salud con efecto desde el pasado 1 de enero, gracias a la revisión del concepto retributivo denominado “índice de dispersión geográfica”. El citado índice es un concepto retributivo utilizado para compensar los desplazamientos de médicos, pediatras y enfermeros de los equipos de atención primaria dentro de su jornada ordinaria.

Antes de que Extremadura asumiera las competencias sanitarias, en 2002, el antiguo INSALUD, mediante las instrucciones para la elaboración de nóminas, revisaba anualmente los grados de dispersión de las diferentes zonas de salud para asignar correctamente este concepto retributivo. Sin embargo, desde que se produjo el traspaso de competencias, el Servicio Extremeño de Salud no había revisado los grados de dispersión, e incluso se ha caído en la incongruencia de crear centros nuevos y asignarles el grado de dispersión de la zona próxima, en vez de recalcular el grado de la existente y calcular el de la nueva conforme a la fórmula establecida.

Debido a la no realización de esa revisión, los profesionales de la mayoría de las zonas sanitarias podrían haber estado cobrando por este concepto desde 2002 cantidades inferiores a las que les habrían correspondido si se hubiera realizado la revisión de ese índice, mientras que en otras zonas podrían haber percibido un complemento superior al resultante con la revisión. El Servicio Extremeño de Salud ha revisado ahora los grados de dispersión de todos los Equipos de Atención Primaria, en un proceso en el que han participado la Subdirección de Atención Primaria, las direcciones médicas y de Enfermería de las áreas y la Subdirección de Retribuciones del Servicio Extremeño de Salud. Como consecuencia de esa revisión realizada recientemente, los profesionales de 23 zonas de salud verán aumentado su grado de dispersión, y por lo tanto sus retribuciones, desde el pasado 1 de enero, mientras que en el caso de 13 zonas se reducirá el índice de dispersión, y consecuentemente el importe percibido por ese concepto.

Integración del Personal de Cupo y Zona

SERVICIO EXTREMEÑO DE SALUD
RESOLUCIÓN de 24 de enero de 2014, de la Dirección Gerencia, sobre integración del personal que percibe sus haberes por el sistema de cupo y zona en el sistema de prestación de servicios, de dedicación y de retribuciones de la Ley 55/2003, de 16 de diciembre. (2014060208)

SE SUPERA POR PRIMERA VEZ La barrera de los 3.000 FACULTATIVOS sin empleo

Mayo destroza el récord de médicos en paro
Con una subida espectacular cerca al 30 por ciento, el número de licenciados en Medicina sin empleo supera la barrera de los 3.000 por primera vez desde que comenzó la crisis.
Se venía advirtiendo: el número de médicos en paro crecerá de forma exponencial en este 2013. Y las estadísticas oficiales del Ministerio de Empleo así lo refutan. Récord tras récord, el número de licenciados en Medicina sin empleo ha ido colocando el listón cada vez más alto dejando a mayo de 2013 como el nuevo ‘mes negro’ para el empleo de los facultativos: 3.395 médicos en paro y 5.235 registrados como demandante de empleo. Es la primera vez que se supera la barrera de los 3.000 parados desde que existen estadísticas, y se ha superado con una virulencia nunca vista hasta ahora.
Evolución de la cifra de médicos en paro y médicos demandantes de empleo durante el último año.

La variación entre abril y mayo ha sido de un +28,1 por ciento (746 parados más) y la anual alcanza el +38,1 por ciento, es decir, hay casi un millar de médicos más en paro ahora que hace un año. El número de demandantes (se incluyen MIR) alcanza los 5.235, casi un millar más que abril y más que hace un año. Siguiendo la evolución de los últimos doce meses, se prevé que después de este repunte en mayo, provocado en gran parte por la salida de los MIR al mundo laboral, la cifra de médicos sin empleo se reduzca debido a las contrataciones para sustituir vacantes en verano. Aún así, la tendencia vuelve a recuperarse en septiembre; tanto que los sindicatos esperan que se rebasen los 15.000 médicos en paro antes de que España salga de la crisis económica en la que está envuelta.

Analizando las estadísticas de los otros dos grandes colectivos sanitarios, el de Enfermería y el de Farmacia, vuelve a comprobarse que la crisis laboral del sector médico sigue su propio rumbo, de forma independiente al del resto de profesiones sanitarias. Enfermería reduce en mayo un 3,2 por ciento su cifra (-619 parados), hasta los 18.210. Igual sucede con los enfermeros demandantes de empleo: pasan de 24.994 a 24.439 entre abril y mayo.

Por su parte, Farmacia, con variantes más modestas que Medicina y Enfermería, experimenta también un ligero descenso en su número de parados en mayo (-1,6%, 61 farmacéuticos sin empleo menos) hasta los 3.592. Por su parte, 4.417 licenciados en Farmacia estaban registrados al cierre del mes pasado como demandantes de empleo, 87 menos que en abril. Sumadas las tres profesiones, el quinto mes del año deja a 25.197 profesionales de alta cualificación registrados en el paro (variación mensual del 0,2%) y a 34.091 en busca de empleo (+0,8%).