CESM exige al Gobierno terminar con la precariedad y temporalidad del empleo médico

CESM exige al Gobierno terminar con la precariedad y temporalidad del empleo médico

 

  • La Confederación ya en mayo requirió a la Comisión Europea que haga cumplir en España la Directiva 1999/70, que prohíbe la sucesión abusiva de contratos
  • Casi la mitad de los médicos que trabajan en la sanidad pública tienen contratos temporales

A raíz de las recientes sentencias del Tribunal Superior de Justicia Europeo (TJUE) contra el encadenamiento de contratos temporales sucesivos en puestos de trabajo que resultan necesarios para la continuidad de la actividad asistencial, y contra la discriminación por razón tipo de contrato, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), que agrupa a más de 50.000 facultativos de la sanidad pública, recuerda que el objetivo de la estabilidad y calidad del empleo de los médicos españoles es uno de sus líneas prioritarias de trabajo, tal como se refrendó en el XII Congreso que la organización celebró antes del verano.

CESM recordó entonces, y vuelve a hacerlo ahora, que a finales del pasado año alcanzó un acuerdo con el Ministerio de Sanidad en virtud del cual éste se comprometía a defender ante el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (en el que están representadas todas las CCAA) una serie de propuestas en dicho sentido.

Este compromiso se ha incumplido hasta la fecha, con el pretexto de que la anómala situación política del país no contribuye a ello, aunque la Confederación no comparte este criterio, pues entiende que hay un Gobierno, aunque sea en funciones, con legitimidad para llevar adelante el acuerdo, máxime cuando se trata de una cuestión social que concita un amplio consenso entre las principales partidos.

Alarmante y abusiva

La alarmante y abusiva utilización de los contratos temporales en el sector sanitario, que estos días se ha puesto particularmente de relieve tras las sentencias del TJUE, viene siendo denunciada reiteradamente por CESM desde hace años, y es necesario poner fin a la misma sin dilación.

Los datos hablan por sí solos: según la última edición del estudio “Situación laboral de los médicos en España”, elaborado por la OMC y CESM, el 41% de los médicos que trabajaban en 2015 en la sanidad pública sin plaza en propiedad lo hacían con contratos temporales de meses, semanas, incluso, de horas, con una media de más 7,64 contratos por año, el 19% de los cuales fueron inferiores a los seis meses. Además el 19,6% de los médicos en la sanidad pública llevaba entre 11 y 20 años contratado sin regularizar su situación contractual, y un 8% permanecía en este estado desde 20 o más años atrás.

De acuerdo con esa radiografía laboral, los contratos precarios más comunes son los de corta duración (menor a seis meses), que se dan en el 19,3% de los casos; seguidos de los contratos a tiempo parcial (7,8%) y de guardias (6%).

Se dan casos, en el contexto de guardias, en los que se puede contratar a un médico dos días a la semana durante 34 horas, prácticamente una jornada laboral semanal normal y sin embargo se cotiza a la Seguridad Social por él solo dos días porque se le da de alta y de baja expresamente para esa ocasión.

Cumplir las sentencias

Así pues, el dictamen de la Justicia europea no hace más que darnos la razón a CESM cuando nos quejamos insistentemente de que se está precarizando la profesión hasta límites intolerables, en un proceso que va de más a más desde que, con el pretexto de la crisis económica, comenzaron a recortarse (y seguimos en ello) las partidas económicas en gasto de personal.

En consecuencia, CESM exige cumplir con estas sentencias amparadas en el derecho comunitario, concretamente en la directiva europea 1999/70/CE, que prohíbe los abusos en la sucesión de contratos de temporalidad y la discriminación de los contratados temporales respecto a los fijos comparables..

España, por cierto, ya ha sido advertida por la Comisión Europea de que se expone a ser sancionada si no corrige el problema descrito. En relación con ello, no estará de más recordar que el pasado mes de mayo CESM, por mediación de la Federación Europea de Médicos Asalariados, acordó realizar un requerimiento formal a la Comisión Europea para que retome su presión al respecto. Dicho requerimiento se ha trasladado tanto a la Dirección General de Salud como a la de Trabajo, ambas dependientes de la Comisión Europea.

Está claro, en fin, que la aplicación de la norma española conocida como Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud, aprobada en 2003, no respeta el derecho comunitario.

Para cumplir con la normativa comunitaria, y con la sentencias basadas en ella, CESM exige al Gobierno tres medidas muy concretas:

– Que modifique la legislación básica española para dar cumplimiento a la Directiva europea 1999/70/CE.

– Que se dote al SNS de plantillas reales y suficientes, es decir, acordes con las necesidades asistenciales.

– Que las ofertas de empleo afecten a todas las vacantes, lo que implica eliminar definitivamente las tasas de reposición.

Anuncios

Plan de humanización: médicos maltratados, despreciados…

Plan de humanización: médicos maltratados, despreciados…

El sindicato médico AMYTS incluye en su Revista Madrileña de Medicina un comentario sobre el Plan de Humanización presentado por la Consejería de Sanidad de Madrid que, por lo que transciende, ignora los problemas por los que atraviesan los profesionales sanitarios que deben aplicarlo.

A finales del pasado mes de agosto, la Consejería de Sanidad de Madrid  publicó un “Plan de humanización de la Sanidad” que pretende ser una guía para mejorar el trato a los pacientes -que no clientes- atendidos en el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS). Curiosamente, este plan ha producido un profundo malestar entre los responsables últimos de prestar la atención sanitaria; es decir, entre los profesionales sanitarios, que son los que tienen que dispensar una atención “más humana” a los pacientes; que son los profundamente ignorados en dicho plan; que se sienten aún más humillados y burlados con estas burdas maniobras que tienden a dar una fina capa barniz a un mueble viejo y apolillado, valga la metáfora.

Mano de obra barata y maltratada

Para la Consejería de Sanidad, los médicos somos una mano de obra barata -cada vez más- y maltratada

Para la Consejería de Sanidad, los médicos somos una mano de obra barata -cada vez más- y maltratada. Única empresa que se permite el lujo de hacer contratos eventuales de años de evolución (y persigue a la empresa privada que no haga las contrataciones adecuadamente). Que se permite negar los trienios al personal eventual e interino durante 10 años tras la publicación de la ley que les daba derecho a su cobro (aunque este año haya comenzado su subsanación). Que se niega a mejorar las condiciones de trabajo de sus profesionales: con más de un 50% de los médicos de Atención Primaria trabajando de tarde y a los que, pese a haberlo firmado en el año 2006, se les niega una mejora salarial del turno menos compatible con la conciliación familiar. Con un porcentaje de cobertura de las ausencias cada vez más ridículo, negándose a retribuir la sobrecarga de trabajo a la que somete a sus trabajadores por este motivo…

Otras Comunidades Autónomas, como Castilla La Mancha, han sido capaces de adaptarse a las circunstancias y, a base de mejoras simplemente de horario, han sido capaces de resolver problemas que en Madrid parecen irresolubles, como es, por ejemplo, la enorme dificultad para cubrir las plazas de Pediatría de Atención Primaria.

Sobrecarga laboral

De forma periódica se exige a los médicos el cumplimiento de un nuevo “protocolo” de cualquier cosa de la que, posteriormente, quieran presumir políticos y gestores, sin que nadie se haya molestado en hacer una ponderación del tiempo necesario para la cumplimentación del mismo

Tenemos, pues, unos médicos con enorme sobrecarga laboral, despreciados y ninguneados por su empresa, a los que se les exige que cumplan el trabajo a diario, ya tengan 25 ó 65 pacientes; a los que no se retribuye por tener que asumir el trabajo de compañeros ausentes; a los que se les condena a unos horarios incompatibles con la conciliación familiar y labora;, a los que se niega una movilidad suficiente; a los que no se acompaña ni protege adecuadamente cuando son agredidos e insultados…. Esos médicos a los que de forma periódica se les exige el cumplimiento de un nuevo “protocolo” de cualquier cosa de la que posteriormente quieran presumir políticos y gestores, sin que nadie se haya molestado en hacer una ponderación del tiempo necesario para la cumplimentación del mismo (porque su cumplimiento precisaría de jornadas laborales de más del doble de tiempo del que tenemos ahora). Esos médicos y profesionales que trabajan con unas condiciones laborales cada vez peores, lo que se refleja de forma incontestable en el hecho de que los accidentes laborales se han incrementado en el primer semestre del año 2016. ….y tantos y tantos desprecios que ocurren cada día.

Pues como decía, esos médicos y profesionales AHORA SON ALECCIONADOS PARA QUE “APRENDAN” A TRATAR HUMANAMENTE A SUS PACIENTES.

Me haría gracia si no fuese tan trágico. Me reiría si no tuviese ganas de llorar. Y soy médico.

Ana Giménez Vázquez

Responsable del Sector de Atención Primaria en el Comite Ejecutivo de AMYTS

LA JUBILACION FORZOSA A LOS 65 AÑOS DE LOS MEDICOS INCREMENTARA LAS LISTAS DE ESPERA

SIMEX ANUNCIA RECURSO CONTRA LA JUBILACIÓN FORZOSA A LOS 65 AÑOS

La norma introduce una variabilidad que puede llevar al profesional a situaciones de injusticia, inequidad e indefensión

El Comité Ejecutivo del SIMEX en reunido de forma extraordinaria para tratar la problemática suscitada por la entrada en vigor del Plan de Ordenación de Recursos Humanos publicado en DOE de 28 de Agosto, manifiesta

1.- Su rechazo, especialmente al epígrafe 6.2,  “Jubilación y Procedimiento de Prolongación en el Servicio Activo”, por entender que el procedimiento establecido contraviene lo estipulado en el artículo 26 del Estatuto Marco, amén de ser un procedimiento “discrecional” sujeto “al mejor entender” del Director Médico, lo que introduce una variabilidad que puede llevar al profesional a situaciones de injusticia, inequidad e indefensión.

2.- La ausencia “real” de profesionales para cubrir esas vacantes.
La inscripción de profesionales en las Bolsas de Empleo (obligatorio para poder participar en las diferentes convocatorias de plazas e interinidades) no implica que estos se encuentren inscritos en el INEM.
Todos los médicos incluidos en estas listas están en la actualidad trabajando en el propio SES.
Por ello, el SIMEX pide al SES la retirada del actual plan de Recursos y negociar un plan de jubilación de acorde a las necesidades reales de Extremadura.

De igual forma solicitar al SES que no se amorticen plazas  y se cubran todas ellas.

Si hubiese profesionales inscritos en el INEM, desde el SIMEX instamos a las autoridades sanitarias a contratar sin dilación a estos recursos para reducir / eliminar las Listas de Espera sanitarias y evitar acumulaciones de consultas en Atención Primaria.

 

El Comité Ejecutivo adopto por unanimidad facultar a la Secretaria General del SIMEX a interponer Recurso Judicial contra la mencionada normativa.

Informar a los afiliados del SIMEX que puedan verse afectados por esta arbitraria normativa los Servicios Jurídicos del SIMEX para cualquier consulta sobre situaciones concretas y estudiar posibles acciones puntuales.