El Sindicato Médico de Sevilla constata que la pérdida de poder adquisitivo y la sobrecarga de trabajo ‘quema’ a los galenos

La permanente pérdida del poder adquisitivo, el bloqueo de la carrera profesional, el aumento de pacientes por consulta, la falta de expectativas para progresar, así como las exigencias de los usuarios y del propio sistema han disparado el denominado síndrome del médico quemado. La frustración, el estrés y la ansiedad son problemas crecientes entre los profesionales de la sanidad pública. Los recortes que comenzaron en 2010 con una reducción en las nóminas de los médicos en torno al 6%, y que no se han frenado, han provocado una merma que en algunos casos alcanza los 1.500 euros al mes. La media en esta pérdida del poder adquisitivo gira en torno a los 400 euros al mes. Según datos del Sindicato Médico de Sevilla (SMS) en los últimos tres años los facultativos han perdido entre el 24 y el 32% de sus sueldos.

Los trabajadores de la sanidad pública se sienten discriminados frente al resto de los empleados públicos. El sueldo base de un médico es de unos 1.090 euros mensuales y el resto de la nómina depende de una serie de complementos variables (guardias, penosidad, dispersión geográfica o productividad), que son precisamente la diana de los recortes que impuso la Junta de Andalucía en 2012, junto a la eliminación de la paga extra. El Sindicato Médico de Sevilla, la principal central entre los galenos, advierte -en declaraciones al DIARIO DE SEVILLA- que otra de las pérdidas, la reducción de la restitución del personal al 10%, provocará, a largo plazo, el desmantelamiento de la sanidad pública. (…)

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1622924/los/continuos/recortes/disparan/sindrome/medico/quemado.html

El ICoMeCa y el IComBa, al igual que el SIMEX, llevan a los juzgados al SES

LOS COLEGIOS PROFESIONALES DE CACERES Y BADAJOZ RECURRIRAN LA RESOLUCION DEL SES

Malestar de los médicos porque el SES amplía la jornada a costa de las guardias

Los facultativos de Badajoz deciden unilateralmente ampliar media hora la jornada cada día, hasta las 15.30. En Cáceres piden que las 10 horas mensuales que se amplían se distribuyan según las necesidades de cada servicio

Asistentes a la Asamblea de Médicos de Atención Primaria de Badajoz celebrada la noche del lunes en el Colegio de Médicos. Asistentes a la Asamblea de Médicos de Atención Primaria de Badajoz celebrada la noche del lunes en el Colegio de Médicos.

Los médicos extremeños asumen que tienen que ampliar su jornada laboral, como el resto de los funcionarios públicos, pero rechazan que se haga a costa de sus horas de guardia –y de sus nóminas– como pretende el Servicio Extremeño de Salud (SES) y por eso van a llevar a los tribunales la resolución que determina la aplicación en la sanidad de la comunidad autónoma de la normativa estatal. Así lo han decidido los colegios oficiales de médicos de Badajoz y de Cáceres, aunque la reacción para manifestar su queja en una y otra provincia difiere en contundencia.

Tanto es así que mientras los médicos de Cáceres siguen abiertos al diálogo y piden al Consejero de Salud y Política Social, Luis Alfonso Hernández Carrón, que se siente a negociar con los representantes de los trabajadores para llegar a un acuerdo que permita distribuir la ampliación de las jornadas según las necesidades de cada servicio o centro de salud; en Badajoz, los médicos de atención primaria solicitan la dimisión del consejero, del director gerente y de todos los cargos del SES y han pasado directamente a la acción.

A partir de hoy, unilateralmente, los médicos de los centros de salud de la provincia pacense trabajarán más horas sí, pero en el horario que ellos consideran más justo para que no repercuta en sus guardias: de ocho de la mañana a 15.30 de la tarde. Esto es, media hora más cada día, de lunes a viernes. Cuando les corresponda por planilla realizar turnos de atención continuada (las urgencias, a partir de las 15.00 horas) comenzará su jornada ordinaria a las 7.30 de la mañana.

Al mismo tiempo, la asamblea de Atención Primaria de Badajoz acordó “invitar” a todos los coordinadores de los centros de salud de la provincia a que presenten su dimisión “en bloque” como medida de rechazo a la disposición aplicada por el SES. Sin embargo, aunque se trata de uno de los acuerdos adoptados, fue uno de los más “polémicos” de la reunión y no se adoptó por unanimidad, según informó Juan José Torres, vocal de Atención Primaria Rural. Ayer al mediodía no tenía conocimiento de que hubiese dimitido algún coordinador.

MOTIVOS Ambos colegios han decidido recurrir (el de Cáceres lo ha hecho por unanimidad de la junta directiva y en Badajoz, la Asamblea extraordinaria de Médicos de Atención Primaria Urbana y Rural) ante los tribunales la resolución del 13 de julio (y posteriores instrucciones de aplicación) de la Gerencia del SES que regula la aplicación de la jornada de 37,5 horas semanales en la sanidad pública extremeña, en aplicación de la Disposición Adicional Septuagésima Primera de la Ley 2/2012, de 29 de junio, de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2012.

El motivo, según aducen ambos colegios, es que el desarrollo reglamentario de esta disposición legal horaria es contrario a derecho, en “fondo y forma”, y además “discriminatorio” respecto a las distintas categorías profesionales de los centros de salud y en relación al resto de los trabajadores del SES y de la Junta de Extremadura, que al no hacer guardias les supone un incremento de las horas ordinarias que pueden realizar de distintas formas y su masa salarial no se ve afectada.

El colegio de Cáceres argumenta que la resolución del SES “confunde intencionadamente” los conceptos de jornada ordinaria y complementaria pues defiende que la ampliación de la jornada semanal se produzca con un incremento de la jornada ordinaria “pero en ningún caso suplantando la ordinaria con la complementaria, al ser ésta para la realización de la atención continuada”, según marca el Estatuto Marco.

Antes de tomar la decisión de recurrir a los tribunales, los facultativos de ambas provincias dejan claro y recalcan que “acatan” el cumplimiento de las 37,5 horas semanales como jornada ordinaria de trabajo. Pero en el órgano colegial cacereño subrayan que las instrucciones del SES “no son las adecuadas”, ya que contemplan que las 2,5 horas semanales que deben cumplir los profesionales médicos que hacen guardias (en total 10,2 horas mensuales) se deduzcan de la atención continuada y se justifiquen como jornada ordinaria.

En Badajoz, los médicos de Atención Arimaria llaman la atención sobre el hecho de que “paradójicamente” el SES no permite la ampliación de la jornada sino que “aprovecha la ocasión” para ejercer una nueva reducción de retribuciones complementarias a los sanitarios, restándoles económicamente en la nómina el tiempo retribuido que dedican a las guardias en sus centros.

Las horas de guardia que realiza cada médico depende del funcionamiento de cada centro de salud. En los del medio rural, son de 17 horas, que se suman a la jornada ordinaria y en los urbanos, tras haberse centralizado las urgencias, son desde las 15.00 hasta las 22.00 horas. Con la medida que pretende aplicar el SES, cada médico cobrará de media 2.400 euros menos al año. Además, Juan José Torres advierte de que como la ampliación de la jornada se aplica desde el 1 de julio y los módulos de guardias se detraerán antes del 31 de diciembre con un prorrateo, a final de año se hará un ajuste total en el que se descontarán incluso las diez horas correspondientes al mes de vacaciones.

Para el presidente del colegio cacereño, Carlos Arjona, la propuesta de Badajoz de ampliar media hora la jornada laboral diaria hasta las 15.30 horas podría ser una posibilidad, pero ellos prefieren que se “negocien” medidas que redunden en una mayor calidad asistencial. Aduce, por ejemplo, que la imposición de acudir los miércoles por la tarde puede ser una “perdida de tiempo” si en ese horario no hay trabajo que hacer.

Los médicos de Cáceres sugieren que estas diez horas se pueden distribuir como en Castilla y León, donde se compensan con las que no se pueden librar después de una guardia o por las acumulacio- nes de las consultas.

Tanto en Cáceres como en Badajoz, las medidas del SES –no solo la de la jornada laboral– están creando “un estado de malestar e indignación” entre los médicos, quienes aseguran que “no suponen mejoras en la calidad asistencial”, según el colegio cacereño y sí redundan en una “desmotivación de los médicos”, según su presidente.

También Juan José Torres denuncia el “acoso continuo al colectivo”. Para Torres, la “única gestión” que está realizando la Consejería de Salud es la “económica” porque, en su opinión, no existe “otro tipo de preocupación” que marque en estos momentos la política sanitaria en la región, en la que además, “todo nos viene impuesto” pues “no hay ningún tipo de diálogo”.

Torres comenta que los ánimos “están muy bajos” en un colectivo “que está manteniendo el tipo delante de los pacientes” y se pregunta cuál será el siguiente recorte. Por todo ello, está convencido de que “estamos asistiendo a un cambio del modelo sanitario, es eso lo que se está labrando”.

El Periodico Extremadura

CESM se solidariza con las movilizaciones en el sector público contra los recortes

El comité ejecutivo de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), reunido ayer en Madrid, acordó manifestar su repulsa por los últimos recortes en los salarios de los empleados públicos, que incluyen a los aproximadamente 140.000 facultativos que trabajan para el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Asimismo, y en vista de que el último tijeretazo afecta a todos los trabajadores de las administraciones públicas, ha dado el visto bueno a las propuestas llegadas desde varios sindicatos autonómicos de que CESM se solidarice y apoye cuantas movilizaciones tengan lugar para protestar contra una medida que los médicos, en particular, consideran del todo injusta y muy poco efectiva mientras el Gobierno no acometa la verdadera reforma pendiente, que es la del hipertrofiado aparato político del Estado.

Desmotivación profesional

La Sanidad, junto con Educación y Justicia son los pilares del Estado, y que su mejor o peor funcionamiento dependerá en buena medida de cómo se sientan tratados sus profesionales.

Los médicos no podemos ser inmunes a esta situación. Es cierto que nuestro gran componente vocacional es un factor que atempera la desmotivación, pero todo tiene un límite que ya comienza a ser evidente en muchos compañeros tras dos años (los que median desde el primer recorte, en junio de 2010) en que hemos perdido, de media, entre un 25 y 30% de nuestras retribuciones, además de un porcentaje creciente de empleos en el sector.

Muy en concreto, a CESM le preocupa el futuro profesional de nuestros compañeros más jóvenes, que han comenzado a ejercer la Medicina en unas condiciones cada vez más adversas. No es extraño que sean cada vez más los que se van a trabajar a otros países o barajan esa idea. Aquí no encuentran compensación a sus 6 años de carrera, 4 o 5 de especialidad y la gran responsabilidad que entraña la labor diaria de médico.

DIARIO MÉDICO, 19-07-2012
http://www.diariomedico.com/2012/07/19/area-profesional/profesion/cesm-apoya-primera-fase-ccoo-y-ugt

Los médicos piden que la formación continuada cuente como jornada laboral

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha recuperado una reciente encuesta sobre las horas semanales que dedican los facultativos a la formación continuada para insistir en que éstas computen como jornada laboral

La organización sindical considera que, al contrario de lo que ocurre en el sistema educativo, donde maestros y profesores disponen de un cierto número de horas para actualizar sus conocimientos y habilidades pedagógicas, los médicos españoles se ven obligados a llevar a cabo su imprescindible formación continuada fuera de su horario laboral y a pagarla, cuando corresponde, de su bolsillo.

Más de cinco horas semanales

Según una encuesta efectuada por el sindicato granadino perteneciente a la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), de los aproximadamente 3.000 compañeros consultados, más del 69% manifestó dedicar 5 o más horas semanales a formación fuera de la jornada laboral, mientras que sólo un 3,53% declaró conceder menos de 3 horas.

Quienes más se vuelcan en esta tarea son por regla general los jóvenes, y muy especialmente los residentes, aunque todos los encuestados reconocen que en Medicina la formación especializada es esencial para garantizar la calidad de la atención que se ofrece a los ciudadanos.

Capacitación en la empresa privada

La CESM señala que, seguramente, hay otras profesiones con similar nivel de requerimientos formativos (ingenieros industriales, científicos en materias de vanguardia, informáticos, etc.), “pero lo habitual es que sea la empresa u organismo para la que trabajan quienes incentiven esta labor, entre otras razones porque son los más interesados en que sus profesionales tengan la mejor capacitación posible”, dice el sindicato.

Sin embargo, en la sanidad pública española no ocurre lo mismo, denuncia la CESM. “Salvo contadas excepciones los médicos han de dedicar toda su jornada a la asistencia directa de sus pacientes, sin que tengan tiempo para realizar tareas de investigación y formación, que por otra parte, tampoco suelen estar contempladas en los programas sobre política de personal de hospitales y centros de salud”.

Imperativo legal

La conclusión que manifiesta esta organización es que a los médicos no les queda otro remedio que “robar una parte importante de su tiempo libre (que tampoco es mucho si tenemos en cuenta que, incluidas las guardias, trabajan no menos de 48 horas semanales) a la formación continuada”. Y lo hacen no sólo por afán de superación y de estar al día en el vertiginoso ritmo que impone la práctica médica. “Tradicionalmente ha sido así. La vocación del médico es inseparable del deseo de estar al tanto de cuanto nuevo suceda en la especialidad de cada cual, pero ahora, además de una obligación deontológica, es un imperativo legal, justificado como base de un sistema imprescindible para propiciar el desarrollo del sistema sanitario de acuerdo con el principio de calidad asistencial y de mejora permanente de las prestaciones sanitarias”.

Para aclarar en qué consiste el imperativo legal, el secretario general de CESM (a la que están afiliados más de 50.000 facultativos españoles, el 40% de la plantilla pública actual), recuerda que en los litigios por supuesta mala práctica que llegan a los tribunales, las sentencias recogen el deber inexcusable del médico de tener actualizados sus conocimientos.

Prensa 1 de Junio

Clamor contra el cierre de Urgencias

3.500 personas, según la Delegación del Gobierno, y unas 7.000 según los convocantes, rechazan la

Malpartida de Cáceres negocia con Salud recuperar el servicio si mejora la economía

Malpartida de Cáceres tiene servicio de urgencias sanitario en el municipio desde los años

“Prefiero que me quiten dinero de mi sueldo a perder el médico”

Vecinos de Jarandilla de la Vera y Arroyo de San Serván denuncian la pérdida del servicio de

Más noticias de Tema del día

.
Unas 4.500 personas rechazan los recortes sanitarios en zonas rurales

.
El equipo directivo del área de salud de Cáceres planteó irse por los recortes

.

SIMEX no quiere ser cómplice del SES en el cierre de PACs

EL DEFENSOR DEL PACIENTE PIDE AL FISCAL JEFE QUE INVESTIGUE LOS “RECORTES BRUTALES” EN LA SANIDAD EXTREMEÑA

Salud no da marcha atrás en los recortes pese al rechazo sindical

Las organizaciones se niegan a pactar el cierre de los 22 PAC y a reducir servicios. Según CSIF, la consejería no descarta aplicar nuevos ajustes a los profesionales

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/extremadura/salud-no-da-marcha-atras-en-los-recortes-pese-rechazo-sindical_654823.html

En posesion de la VERDAD