CESM exige al Gobierno una inyección salarial del 8% a los médicos

TRAS LA MERMA SUFRIDA DESDE 2010
CESM exige al Gobierno una inyección salarial del 8% a los médicos
Además, pide la recuperación íntegra de la paga ‘extra’ que les fue suprimida en 2012, así como otros asuntos laborales y retributivos que les afecta
La Junta Directiva de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) mantuvo hace unos días su primera reunión forma el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. En el encuentro, los representantes de la profesión médica llevaron una batería de peticiones al actual director general de Ordenación Profesional, Carlos Moreno, para que paliara la situación que el sector vive desde el inicio de la crisis económica antes de que finalice la legislatura.

Francisco Miralles.

En concreto, el sindicato médico instó a Sanidad a recuperar una serie de temas laborales y retributivos, como la rebaja salarial del 5 por ciento que les fue aplicada a los funcionarios por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2010, y que llegó a subir al 8 por ciento en el caso de los facultativos, según CESM.

Para ello, pide al Ministerio aplicar las medidas que sean necesarias para homogeneizar estos sueldos y devolverlos a niveles de hace cinco años, tal y como ha explicado a Redacción Médica el secretario general de esta formación, Francisco Miralles. En esta línea, también ha exigido la recuperación íntegra de la paga extraordinaria que les fue suprimida en 2012, así como los días libres de disposición de los que gozaban.

Además de éstos, el sindicato comentó con Moreno la “lamentable” situación laboral que viven los médicos en España, donde el empleo se caracteriza por su precariedad, ya que las vacantes fijas del sistema que no se cubren (casi el 50 por ciento de ellas) se hace con contratos de interinidad, eventuales, etc. A causa de esto, se queja Miralles, la situación del facultativo es aún peor que antes de la crisis económica, “ya que ha visto que su carrera profesional ha sido recortada en muchas comunidades autónomas, ha aumentado la presión asistencial” y, en algunos niveles, como en Atención Primaria, “la situación es directamente caótica”.

Ante este panorama, la fuga de cerebros de los sanitarios españoles “es hoy más patente que nunca”, remarca el secretario general. “Una situación de la que el Ministerio no está haciendo nada, ya que prometió llevar el tema del paro médico al próximo Consejo Interterritorial y aún sigue paralizado”. Por ello, CESM pide a Sanidad que aborde cuanto antes las cuestiones que les remite y deje de mostrar tanta “pasividad” con estos temas.

Anuncios

El SES subira el sueldo a los Medicos de A.P.

Por dispersión geográfica

El Servicio Extremeño de Salud anuncia subida de sueldos al personal de A.P.

image__SES_Extremadura_200_1549510867332985391El Servicio Extremeño de Salud va a incrementar las nóminas de los profesionales de 23 zonas de Salud con efecto desde el pasado 1 de enero, gracias a la revisión del concepto retributivo denominado “índice de dispersión geográfica”. El citado índice es un concepto retributivo utilizado para compensar los desplazamientos de médicos, pediatras y enfermeros de los equipos de atención primaria dentro de su jornada ordinaria.

Antes de que Extremadura asumiera las competencias sanitarias, en 2002, el antiguo INSALUD, mediante las instrucciones para la elaboración de nóminas, revisaba anualmente los grados de dispersión de las diferentes zonas de salud para asignar correctamente este concepto retributivo. Sin embargo, desde que se produjo el traspaso de competencias, el Servicio Extremeño de Salud no había revisado los grados de dispersión, e incluso se ha caído en la incongruencia de crear centros nuevos y asignarles el grado de dispersión de la zona próxima, en vez de recalcular el grado de la existente y calcular el de la nueva conforme a la fórmula establecida.

Debido a la no realización de esa revisión, los profesionales de la mayoría de las zonas sanitarias podrían haber estado cobrando por este concepto desde 2002 cantidades inferiores a las que les habrían correspondido si se hubiera realizado la revisión de ese índice, mientras que en otras zonas podrían haber percibido un complemento superior al resultante con la revisión. El Servicio Extremeño de Salud ha revisado ahora los grados de dispersión de todos los Equipos de Atención Primaria, en un proceso en el que han participado la Subdirección de Atención Primaria, las direcciones médicas y de Enfermería de las áreas y la Subdirección de Retribuciones del Servicio Extremeño de Salud. Como consecuencia de esa revisión realizada recientemente, los profesionales de 23 zonas de salud verán aumentado su grado de dispersión, y por lo tanto sus retribuciones, desde el pasado 1 de enero, mientras que en el caso de 13 zonas se reducirá el índice de dispersión, y consecuentemente el importe percibido por ese concepto.

El Sindicato Médico de Sevilla constata que la pérdida de poder adquisitivo y la sobrecarga de trabajo ‘quema’ a los galenos

La permanente pérdida del poder adquisitivo, el bloqueo de la carrera profesional, el aumento de pacientes por consulta, la falta de expectativas para progresar, así como las exigencias de los usuarios y del propio sistema han disparado el denominado síndrome del médico quemado. La frustración, el estrés y la ansiedad son problemas crecientes entre los profesionales de la sanidad pública. Los recortes que comenzaron en 2010 con una reducción en las nóminas de los médicos en torno al 6%, y que no se han frenado, han provocado una merma que en algunos casos alcanza los 1.500 euros al mes. La media en esta pérdida del poder adquisitivo gira en torno a los 400 euros al mes. Según datos del Sindicato Médico de Sevilla (SMS) en los últimos tres años los facultativos han perdido entre el 24 y el 32% de sus sueldos.

Los trabajadores de la sanidad pública se sienten discriminados frente al resto de los empleados públicos. El sueldo base de un médico es de unos 1.090 euros mensuales y el resto de la nómina depende de una serie de complementos variables (guardias, penosidad, dispersión geográfica o productividad), que son precisamente la diana de los recortes que impuso la Junta de Andalucía en 2012, junto a la eliminación de la paga extra. El Sindicato Médico de Sevilla, la principal central entre los galenos, advierte -en declaraciones al DIARIO DE SEVILLA- que otra de las pérdidas, la reducción de la restitución del personal al 10%, provocará, a largo plazo, el desmantelamiento de la sanidad pública. (…)

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1622924/los/continuos/recortes/disparan/sindrome/medico/quemado.html

SIMEX reclamara al SES el abono de las acumulaciones por exceso de Jornada

Con motivo del cumplimiento del primer semestre desde las nuevas instrucciones sobre las 37,5/h. semanales del SES, el Sindicato Médico de Extremadura pone en marcha la reclamación de las acumulaciones que excedan de las 10,2 h mensuales.

Para ello cada médico tiene que recabar en su Centro de Salud las “medias horas” de 15 a 15,30h y las horas de formación continuada realizadas en el semestre (octubre – marzo).

A partir de esa cifra lo que sobrepase las 10,2h/mes en el cómputo semestral serían reclamables y pagables.

Si tienes alguna duda, no dejes de contactar con tu Delegado SIMEX en tu area o badajoz@simex-cesm.org o caceres@simex-cesm.org

Ajustes en el ámbito sanitario, sin vergüenza y sinvergüenzas

Ajustes en el ámbito sanitario,
sin vergüenza y sinvergüenzas

Mayte Lázaro. Presidenta del Sector de Atención Especializada de CESM

19/04/2012 .DIARIO MÉDICO

Las medidas y recortes propuestos desde las autonomías para corregir el déficit público son, a juicio de la autora, irracionales, porque minan las condiciones laborales del médico, afectan a la calidad asistencial y, en muchos casos, se toman al margen de los cauces ordinarios de negociación.

Los médicos precisamos no sólo de una retribución sino también de un reconocimiento a nuestro esfuerzo progresivo y vocacional; es decir, el reconocimiento más elemental al trabajo diario

  • Es inmoral que los responsables económicos de administraciones que han gestionado de manera ruinosa los recursos tomen medidas para reducir el déficit cargando sobre la espalda del médico

El médico especialista que ejerce hoy en el Sistema Nacional de Salud (SNS) ya no es aquel profesional formado en las universidades españolas que poseía el reconocimiento de toda la sociedad en su conjunto. El especialista de hoy es aquél que sabe manejar con efectividad el conocimiento técnico necesario. No basta con saber de Anatomía, Fisiología, Medicina Interna… En el juego entran ya conocimientos de economía, jurídicos, de gestión, de ética…; en definitiva, toda una cultura médica profesional.

Pero también esta realidad médica está en crisis, en primer lugar por la reacción que se percibe de los propios profesionales ante la saturación sobrevenida de su trabajo y el concepto de la Medicina como una “empresa de servicios”.

Si miramos bien la sanidad pública actual,  los médicos ya no actúan como tales únicamente, sino también como gestores profesionales de la sanidad y como miembros de una sociedad civil, basada cada vez más en los derechos de los pacientes. Ya somos muchos médicos los que decimos sin vergüenza que “los recortes en Sanidad matan”.
Porque somos nosotros, los médicos especialistas, los que nos enfrentamos día a día a la situación que vivimos en los hospitales y centros de salud del SistemaNacional de Salud, donde venimos sufriendo varias décadas de burocratización progresiva de las consultas, poniendo cada vez más de manifiesto una tensión entre las exigencias de eficacia de la Administración, por una parte, y los valores de humanización y autonomía, por otra. Esta tensión viene creada por la falta de recursos humanos suficientes y, sobre todo, por la demora en las reformas y en la adopción de una adecuada planificación. Gobernar sin reconocimiento, sin negociación, sin participación del profesional, no es gobernar: es gobernar sin vergüenza.

Más por menos 
Esto es robar el futuro. ¿Se han perdido valores? Para nosotros es inmoral que los responsables económicos de las administraciones que han gestionado de manera ruinosa los recursos públicos en las diferentes comunidades autónomas adopten medidas para la reducción del déficit cargando sobre las espaldas de los médicos. Una gestión que, además, se ha caracterizado por gastos que no crean riqueza ni empleo.

Es un insulto a la profesión médica que los responsables políticos de la situación económica nos pidan ahora sacrificios a los especialistas. Sacrificios que se traducen en menos salario y más carga de trabajo.

Pongo como ejemplo la última oferta de la Administración que ha llegado a mis oídos:  operar cataratas a 50 euros. ¿Éste es el precio de las manos de un especialista que devuelve la vida al ciudadano que no ve? Una oferta, entre tantas otras, sin vergüenza.

Las nuevas medidas adoptadas ante la situación de crisis económica ofrecen -también sin vergüenza- al médico del SNS más trabajo por menos dinero.

Esta aplicación de medidas irracionales sin contar con el facultativo ha derivado en una situación en la que en la mayoría de las comunidades no se ha llegado a acuerdos laborales con los médicos: a que se despidan facultativos, a que no se renueven contratos temporales, a que se continúen con los contratos basura de 30 horas, a que se disminuya en un 30 por ciento la actividad quirúrgica en algunas autonomías, a que en otras estén cerrados desde el próximo mes de mayo los quirófanos por las tardes, a que se incrementen las listas de espera… ¿Pensarán los responsables políticos autonómicos que así podrán gozar de la credibilidad de los médicos? Sin vergüenza, se ha perdido el respeto a los empleados públicos y la credibilidad y confianza de la ciudadanía.

“Microclimas sanitarios”
Las transferencias a las autonomías han dado lugar a la existencia de “microclimas sanitarios”, fenómenos de fragmentación y desigualdad, donde las carteras de servicios son diferentes según la comunidad autónoma, y las retribuciones y condiciones laborales también difieren en cada servicio de salud. La fragmentación y la desigualdad es propia de los sinvergüenzas. Por tanto, son los médicos los que tienen que liderar el cambio.

Tendremos que recordar a los políticos que la profesión de médico es, ante todo, vocacional y, además, una profesión. Por tanto, precisamos no sólo de una retribución, sino, qué menos, también de un reconocimiento a nuestro esfuerzo progresivo y vocacional: es decir, el reconocimiento más elemental a nuestro trabajo diario.

Todavía no hemos descubierto un programa sanitario creativo, que no esté centrado en el acceso al poder; echo en falta modelos de gestión más próximos al médico, al profesional sanitario, donde las decisiones deberían estar más próximas al modelo “problema/solución aceptable”, que no al que nos están imponiendo: “publicar una norma de aplicación a cada caso concreto”.

¿Acaso nos han preguntado? ¿No sería mejor entablar un diálogo para llegar a soluciones aceptables y no impuestas? ¿No es mejor para todos (ciudadanos, pacientes, médicos y gestores) una mesa de negociación exclusiva para el médico? ¿Qué tenemos en común los médicos con los pinches de cocina de un hospital, con un celador, con un administrativo…? La igualdad es respetar las diferencias.

Como ciudadanos, se nos pide solidaridad social, y me pregunto si esto se consigue con medidas represivas. ¿No nos estamos dirigiendo hacia un modelo donde lo que predomina es la dominación de unos pocos?, entendida ésta como la oportunidad de hallar personas dispuestas a obedecer la orden que se les ha dado.

No creo que estas medidas nos conformen a todos, pero éstas son las reglas actuales del juego. Retrocedemos en el tiempo; perdemos derechos reconocidos en decretos y leyes que, en estos momentos, quedan derogados, y aumentan los deberes y, no en la misma proporción, el reconocimiento. Todo esto no es más que fruto de los sinvergüenzas.

El comunicado en la PRENSA

El nuevo comité del Simex denuncia el incumplimiento de los acuerdos firmados con la Administración

El nuevo comité ejecutivo del Sindicato Médico de Extremadura (SIMEX), que acaba de tomar posesión tras las elecciones celebradas el pasado 14 de diciembre, ha denunciado el incumplimiento de los acuerdos firmados entre el SIMEX y el Servicio Extremeño de Salud (SES), lo que, en su opinión, se ha traducido, las pasadas Navidades, «en excesivas acumulaciones de tareas en Medicina de Familia y Pediatría, saturación en los servicios de Urgencias hospitalarios y el consiguiente retraso en la atención a los pacientes en consulta», todo ello consecuencia, según un comunicado emitido por la organización sindical, «de las carencias organizativas del sistema, del parón en la negociación y el incumplimiento de los acuerdos alcanzados entre el SES y el SIMEX». (…)

En el comunicado, del que se hacen eco EL MÉDICO INTERACTIVO, se destaca que se ha solicitado una reunión con la Consejera de Sanidad y Dependencia, María Jesús Mejuto Carril, para presentarle a los nuevos responsables del Sindicato así como las reivindicaciones más urgentes «con el fin de abrir un periodo de negociación fructífero para ambas partes».

http://www.elmedicointeractivo.com/noticias_ext.php?idreg=19721

http://ecodiario.eleconomista.es/salud/noticias/972039/01/09/ExtremaduraSIMEX-alerta-de-la-saturacion-de-urgencias-de-los-hospitales-y-el-retraso-en-consultas-por-Navidad.html

http://www.extremaduraaldia.com/extremadura/simex-alerta-de-la-saturacion-de-urgencias-de-los-hospitales-y-el-retraso-en-la-atencion-de-las-consultas-en-navidad/71599.html

http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=39832