UGT y CC OO, ofrecen descuentos en “aumentos de pecho” para captar afiliados.

UGT y CC.OO. plantean rebajas de hasta el 45% que incluyen operaciones de glúteos, tratamientos de spa y liposucciones.

http://www.abc.es/local-comunidad-valenciana/20141127/abci-ofertas-sindicatos-estetica-201411262029.html

http://www.abc.es/20120423/comunidad-valencia/abcp-sindicatos-recurren-botox-depilacion-20120423.html

http://espana.oonot.com/noticias/los-sindicatos-ofrecen-descuentos-en-aumento-de-pecho-para-captar-afiliadoslos-sindicatos-ofrecen-descuentos-en-aumento-de-pecho-para-captar-afiliados#.VHcZNdKG_h6

http://www.ugt-pv.es/serveis/doc/guia2014_sa.pdf

descuentos

Principales conclusiones de la Jornada “El estado de la sanidad en las distintas autonomías”

Negociar los asuntos propios directamente con la Administración (a través de mesas específicas tanto autonómicas como a nivel estatal) y reforzar el sindicalismo profesional que encarna la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) para desnivelar en beneficio de los facultativos el pulso entre empleadores y empleados, son dos de las principales conclusiones de la jornada celebrada el día 21 de noviembre en La Coruña por nuestro sindicato bajo el título genérico de “El estado de la Sanidad en las diferentes autonomías”.

Organizadas por CESM-Galicia, y con la honradez y franqueza que caracterizan a los debates internos que tienen lugar en el seno de la Confederación, delegaciones llegadas de toda España abordaron la situación actual de la profesión desde que se pusieron en marcha los recortes en 2010 con el pretexto de la crisis económica, y no se obvió lo evidente: que el médico ha perdido entre el 18% y el 30% de su poder adquisitivo desde entonces, aparte de sufrir una mengua importante en otras facetas laborales (reducción de plantillas, aumento del empleo en precario, mayor sobrecarga de trabajo, etc.), aunque igualmente resultó evidente que la profesión sigue viva y dispuesta a exigir la recuperación de los perdido.

La nota más positiva del encuentro fue, en efecto, constatar que en todo el país hay muchos médicos trabajando para mantener el nivel de reivindicación que exigen las circunstancias actuales, y cuyos esfuerzos convergen de modo natural en la posición abierta y decididamente profesional que define a CESM, cuyo cometido, por tanto, no ha de ser otro –se insistió- que el de recoger y encauzar el manantial espontáneo de iniciativas y ganas que se percibe en el seno de la profesión.

Juegan a dividirnos”

Jornada Galicia 2 2“Juegan a dividirnos”, fue otra de las frases más escuchadas. El Sistema Nacional de Salud (SNS) está disgregado en 17 servicios autonómicos que actúan con casi total discrecionalidad a la hora de regular las condiciones laborales de los médicos. Se trata de una inercia que parece consolidada y que incluso va a más, hasta el punto de que no pocos de nosotros comienzan a verla como normal, pero que en realidad se ha vuelto contra los médicos, porque un sector y profesión fragmentados son más vulnerables a las arbitrariedades que los políticos y gestores quieran acometer aquí y allá.

La división también se observa entre los propios facultativos, concretamente entre los compañeros jóvenes y los más veteranos, porque sus intereses no siempre coinciden (las jornadas extraordinarias, por ejemplo, son vistas por los primeros como un obstáculo a su deseo de asegurarse un puesto de trabajo), lo cual resta energías, como en el caso anterior, para plantear una respuesta eficaz que vaya en beneficio de la profesión en su conjunto.

El primer objetivo de CESM ha de ser, pues, el de contribuir a superar el desconcierto que generan esos y otros elementos de división y enlazar con el sentimiento de los médicos que realizan una labor callada a diario mientras se preguntan a solas qué se puede hacer para que su trabajo se lleve a efecto sin menos trabas y tenga un mayor reconocimiento.

El programa de la jornada celebrada en tierras gallegas estuvo dirigido a este fin, es decir, a marcar aquellos objetivos que por ser prioritarios y no excluir a nadie, deben ser las banderas (o puntas de lanza) que aglutinen detrás al mayor número posible de compañeros.

CONCLUSIONES

A algunos de esos objetivos, como el de la “mesa de los médicos” para negociar de tú a tú con los empleadores, ya nos hemos referido. Vayamos con los siguientes:

– Exigir una normativa básica estatal en cuestiones relevantes (acceso a plazas, jornada, salario base, formación, carrera profesional, etc.) que tenga el suficiente rango legal para imponerse en todo el SNS.

– Mayor coordinación de las políticas de recursos humanos a través del Consejo Interterritorial del SNS, cuyas decisiones, una vez tomadas por amplia mayoría, deberían ser seguidas en todas las CCAA.

– Nuevo modelo de financiación de la sanidad pública, con presupuestos realistas y distribuidos, básicamente, en función del número de habitantes de cada comunidad autónoma.

– Desarrollo de la gestión clínica, tal como la concibe lo Confederación y como alternativa a las tentaciones privatizadoras.

– Compensar con carácter de urgencia al médico por las pérdidas retributivas acumuladas durante estos últimos cuatro años.

– Empleo estable y sacar a concurso todas las plazas vacantes para reflotar las plantillas.

– Restablecer la Carrera Profesional, desvirtuada, cuando no anulada, en el transcurso de estos años de crisis. Homogeneizar sus parámetros y abrirla a todos los médicos con independencia de su estatus laboral.

– Recuperar el papel que llegó a tener en los años ochenta la Atención Primaria como puerta de acceso al sistema sanitario. Hay que dotarla de más recursos y dignificar la labor los profesionales que trabajan en ella, en el bien entendido de que potenciar este primer eslabón contribuirá a modular y racionalizar tanto la demanda como el gasto de la sanidad pública.

CESM propone un nuevo modelo de financiación de la sanidad pública

CESM propone un nuevo modelo de financiación de la sanidad pública

cesm

Se trata –junto a adicionales medidas de optimización del gasto– de asegurar la sostenibilidad de la sanidad pública española, que si continúa siendo hoy uno de los estandartes de los que puede presumir nuestro país en el exterior, es únicamente gracias al empeño de los profesionales que trabajan en ella por mantener los niveles de calidad pese a los múltiples impedimentos que obstaculizan su labor diaria, según señalan desde CESM.

Destacan desde la CESM que los salarios de los facultativos, por ejemplo, se han reducido de media un 25% desde 2010, y la carga de trabajo es mayor, dado que sólo se ha repuesto el 10% de las vacantes por jubilación producidas por entonces. Además, la penuria de medios es cada vez acusada, toda vez que el presupuesto público del Sistema Nacional de Salud (SNS) se ha reducido desde los 59.738 millones invertidos en 2010 a los 53.052 asignados para este año (-11%).

Las comunidades autónomas que más han recortado la partida sanitaria desde entonces Extremadura (22,89%) y La Rioja, mientras que en el polo opuesto se sitúan Cantabria (1,16%) y Madrid (2,67%). [En el caso de Galicia, la reducción llega al 12,34%, siendo superior a la de la media del país.]

Las diferencias observadas en lo anterior también se reflejan en el esfuerzo inversor que lleva a cabo cada comunidad, así como en el gasto por ciudadano. La discrecionalidad aquí es patente. Asturias y Canarias dedican el 38% de sus fondos a Sanidad [Galicia un 32, 3%], mientras que, en el otro extremo, Navarra apenas tienen que destinar el 23,2% de sus ingresos para asegurar un gasto sanitario per cápita significativamente superior a la media española (1.425 euros frente 1.180, respectivamente, en 2012).

Mención aparte merece el caso del País Vasco, donde el dinero invertido en sanidad supuso el pasado año el 33,59% de su presupuesto y el gasto per capita (1.607 euros) superó en más de 600 euros al de Comunidad Valenciana, agregan desde la CESM.

En el conjunto del SNS

El SNS español presenta en su conjunto un gasto sanitario por ciudadano (en torno a 1.200 euros) y también en relación con el PIB (alrededor del 6%) que está por debajo de la media de la UE15, UE27 y OCDE. Sucede además que España es uno de los países de la unión europea con menor porcentaje de inversión pública en sanidad (durante los últimos años ésta se ha venido reduciendo paulatinamente hasta suponer ahora en torno al 70% de la inversión total en sanidad, correspondiendo el resto al sector privado).

La infrafinanciación del SNS ha conducido a que las comunidades autónomas, que hacen efectivo el derecho a la asistencia sanitaria de los españoles a través de los respectivos servicios autonómicos de salud, acumulen hoy un déficit que, no es exagerado decir, en algunos casos pone en serio riesgo su viabilidad económica. Este déficit es resultado de la escasa dotación presupuestaria y también de un creciente gasto sanitario que tiene que ver con:

• Una mayor expectativa de vida y consiguiente envejecimiento de la población.
• El encarecimiento de la atención por las innovaciones terapéuticas y diagnósticas.
• Ampliación del número y calidad de prestaciones.
• Aumento de la población protegida por la llegada masiva de inmigrantes desde 2001 a 2010.
• Crecimiento exponencial en los últimos años de los gastos en infraestructuras sanitarias sin la exigible planificación ni evaluación previa de su necesidad y viabilidad futura.
• Escaso desarrollo de la prevención y la promoción de la salud, que se traduce en pobres resultados en cuanto a la modificación de hábitos y estilos de vida perjudiciales para las personas y también para las cuentas de la sanidad pública.

Propuesta de un nuevo modelo

En consecuencia, CESM apuesta por un nuevo modelo de financiación de la sanidad pública sobre la base de los siguientes tres principios:

1.- El Estado debe invertir más dinero en la salud de los españoles

Como se ha comentado, el gasto sanitario en España no es sólo bajo en comparación con los países de nuestro nivel socioeconómico, sino que además ha tendido a reducirse porcentualmente (y de manera notoria) desde 2010, descargando sobre los ciudadanos el esfuerzo que el Estado se niega a hacer. Esta situación debe revertirse para que no genere desigualdad en el acceso a los servicios sanitarios. Proponen, en concreto, que la aportación pública suba al 7,5% como mínimo (porcentaje de PIB).

2.- Carácter finalista de los presupuestos destinados a Sanidad

Los presupuestos destinados a la sanidad han de tener un carácter finalista, garantizando que tanto los ingresos generados, como los ahorros que se generen por una mejor gestión de los recursos sanitarios, han de destinarse exclusivamente y en su totalidad a financiar la sanidad pública. El actual modelo de financiación de las CCAA (en vigor desde 2009) permite a éstas decidir la proporción que dedican a Sanidad sin garantizar ninguna cantidad mínima, lo que contribuye a explicar la gran disparidad en el gasto público por ciudadano.

3.- Por personas, no por territorios

El reparto de la tarta presupuestaria estatal debe hacerse, básicamente, teniendo en cuenta el número de habitantes de cada comunidad autónoma, con una variación de hasta el 5% en función de circunstancias como la dispersión geográfica de la población, su grado de envejecimiento (asociado directamente a una mayor demanda de atención sanitaria) o el mayor coste que entraña la insularidad.

Esos objetivos son fácilmente cuantificables y ya se contemplaban en el modelo seguido entre 2002 y 2009. Cosa distinta es que las variables a que atienden no se actualizaran de año en año y que las CCAA, descontentas, aprobaran un cambio que a la postre ha demostrado estar sujeto a consideraciones menos concretas y en buena medida aleatorias.

El objetivo es, pues, recuperar tales planteamientos, o lo que es lo mismo: corregir las descompensaciones a que conduce el actual modelo de reparto, en el que tiene un peso significativo el componente abstracto (y por tanto poco cuantificable) de financiación por territorios.

¿Te vas a quedar de brazos cruzados?

Te vas a quedar de brazos cruzados

 

BOLSA DE TRABAJO DEL SES — ¡¡¡ Muy Importante !!!

¡¡¡ ATENCIÓN !!!

Se va a proceder, de manera inminente, a la constitución  de las bolsas de trabajo de TODAS las categorías de médicos  (tanto de AP como de AE).

Esto se llevará a cabo  mediante RESOLUCIÓN DE LA DIRECCIÓN GERENCIA DEL SES y  que se publicará en DOE, tal y como establece la cláusula sexta del  “Pacto por el que se regulan los procedimientos de selección de personal temporal y provisión de plazas con carácter temporal en los centros, servicios y establecimientos sanitariospúblicos dependientes del Servicio Extremeño de Salud”,  y publicado en el DOE de  6 de marzo de 2013.”

Es fundamental, por tanto, que todos aquéllos que no hayan  introducido sus méritos en la página del SES lo hagan a la mayor brevedad posible en la siguiente direccion:

https://convocatoriasses.gobex.es/index_bolsa.php

El 46,7% de los médicos en activo no tienen plaza en propiedad

ENCUESTA DE LA OMC A CASI 10.000 FACULTATIVOS

El 46,7% de los médicos en activo no tienen plaza en propiedad

Casi la mitad de los médicos en activo en el SNS no disponen de una plaza en propiedad, según los datos de la encuesta sobre la situación laboral de los facultativos en España publicada por la OMC.

Casi la mitad de los médicos (un 46,7 por ciento) que se encuentran en activo en el SNS no disponen de una plaza en propiedad. Así se desprende de la encuestaSituación laboral de los facultativos en España que ha hecho pública hoy la Organización Médica Colegial (OMC) y que refleja que el paro, la precariedad y la inestabilidad en el trabajo son, en estos momentos, los principales problemas de la profesión médica.

En opinión de Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC, esta situación tiene una repercusión directa sobre la calidad asistencial: “Si la mitad de los médicos que están en activo no tiene asegurada su plaza, el sistema se vuelve peligroso, ya que no se ejerce con la misma calidad si se está pendiente de sobrevivir”. También está convencido de que es necesario ejercer la profesión libre de presiones: “Un médico en precario no puede llevar la contraria a la dudosa gestión que se está haciendo en el SNS”. Precisamente por ello, denuncia que se está permitiendo una explotación laboral en la sanidad pública y en la privada, y también “que aumenten comportamientos no adecuados, como el mobbing“.

Contratos abusivos
El sondeo, que ha contado con 9.763 encuestas validadas y que ha sido vehiculizado por los colegios provinciales, revela que, del total de los médicos que trabajan sin plaza, el 41,3 por ciento ejercen con un contrato inferior a seis meses, el 26,2 por ciento lleva más de 10 años trabajando en el SNS sin una plaza en propiedad, y el 6,7 por ciento lleva más de 20 años sin poder optar a una plaza en una OPE. “Estamos hablando de contratos a tiempo parcial, de guardias, de bajas e incluso de horas. Ninguna empresa permitiría esta inestabilidad laboral”, explicó Óscar Gorría, vocal MIR del Colegio de Navarra y uno de los artífices de la encuesta.

El informe también pone de manifiesto que la media de contratos firmados en el último año por los médicos en activo es de 3,78, mientas que el promedio asciende a 5,3 entre los que se encuentran en desempleo actualmente.

Hay que tener en cuenta que de las 9.763 respuestas obtenidas, el 5,9 por ciento de los profesionales se encuentran en el paro, un 87 por ciento trabajan o realizan el MIR y un 2,4 por ciento son jubilados.

Paro sumergido
Gorría destaca que el “gran paro sumergido de larga evolución” no queda reflejado en los datos sobre desempleo médico, que publica mensualmente el Ministerio de Empleo. De hecho, el informe indica que el 22,4 por ciento de los médicos en situación de desempleo no están apuntados al paro y que un 87 por ciento manifiesta estar en búsqueda activa de empleo. “De estos, el 26 por ciento lleva más de seis meses sin trabajar y el 12,4 por ciento más de un año, de manera que tendrá complicada su reincorporación a la vida laboral”, dijo Gorría, y añadió que el 40 por ciento de los desempleados superan los 40 años.

En este aspecto, las especialidades con más paro, según el sondeo, son Farmacología Clínica, Hidrología y Medicina Nuclear. Las que tienen un desempleo cercano al cero por ciento son Cirugía Pediátrica, Cirugía Cardiovascular, y Cirugía Vascular y Angiología.

Según Fernando Rivas, vocal de Empleo Precario de la OMC, esta encuesta viene a suplir los informes de los ministerios de Sanidad y de Educación, que no reflejan la realidad. “La Administración, de manera encubierta, está empujando a los médicos a que busquen solución a sus problemas laborales en la sanidad privada o en el extranjero. Percibimos que esto es un desmantelamiento del sistema de trabajo en el SNS”.

La encuesta, que se realizó durante los meses de mayo y junio, pretende tener continuidad con 2 muestreos anuales.

Diario Medico