Hay que amputar, dijo el vendedor de muletas

Cuando me pongo, me pongo

No vamos a estar callados ante los MULTIPLES recortes a los Medicos Extremeños

La Junta intercambia el pago del 50% de la carrera profesional por nuevos recortes

El Periodico Extremadura 28-4-12

MULTIPLES recortes a los MEDICOS extremeños

Descarga el PDF y DIFUNDELO en tu Servicio

Ajustes en el ámbito sanitario, sin vergüenza y sinvergüenzas

Ajustes en el ámbito sanitario,
sin vergüenza y sinvergüenzas

Mayte Lázaro. Presidenta del Sector de Atención Especializada de CESM

19/04/2012 .DIARIO MÉDICO

Las medidas y recortes propuestos desde las autonomías para corregir el déficit público son, a juicio de la autora, irracionales, porque minan las condiciones laborales del médico, afectan a la calidad asistencial y, en muchos casos, se toman al margen de los cauces ordinarios de negociación.

Los médicos precisamos no sólo de una retribución sino también de un reconocimiento a nuestro esfuerzo progresivo y vocacional; es decir, el reconocimiento más elemental al trabajo diario

  • Es inmoral que los responsables económicos de administraciones que han gestionado de manera ruinosa los recursos tomen medidas para reducir el déficit cargando sobre la espalda del médico

El médico especialista que ejerce hoy en el Sistema Nacional de Salud (SNS) ya no es aquel profesional formado en las universidades españolas que poseía el reconocimiento de toda la sociedad en su conjunto. El especialista de hoy es aquél que sabe manejar con efectividad el conocimiento técnico necesario. No basta con saber de Anatomía, Fisiología, Medicina Interna… En el juego entran ya conocimientos de economía, jurídicos, de gestión, de ética…; en definitiva, toda una cultura médica profesional.

Pero también esta realidad médica está en crisis, en primer lugar por la reacción que se percibe de los propios profesionales ante la saturación sobrevenida de su trabajo y el concepto de la Medicina como una “empresa de servicios”.

Si miramos bien la sanidad pública actual,  los médicos ya no actúan como tales únicamente, sino también como gestores profesionales de la sanidad y como miembros de una sociedad civil, basada cada vez más en los derechos de los pacientes. Ya somos muchos médicos los que decimos sin vergüenza que “los recortes en Sanidad matan”.
Porque somos nosotros, los médicos especialistas, los que nos enfrentamos día a día a la situación que vivimos en los hospitales y centros de salud del SistemaNacional de Salud, donde venimos sufriendo varias décadas de burocratización progresiva de las consultas, poniendo cada vez más de manifiesto una tensión entre las exigencias de eficacia de la Administración, por una parte, y los valores de humanización y autonomía, por otra. Esta tensión viene creada por la falta de recursos humanos suficientes y, sobre todo, por la demora en las reformas y en la adopción de una adecuada planificación. Gobernar sin reconocimiento, sin negociación, sin participación del profesional, no es gobernar: es gobernar sin vergüenza.

Más por menos 
Esto es robar el futuro. ¿Se han perdido valores? Para nosotros es inmoral que los responsables económicos de las administraciones que han gestionado de manera ruinosa los recursos públicos en las diferentes comunidades autónomas adopten medidas para la reducción del déficit cargando sobre las espaldas de los médicos. Una gestión que, además, se ha caracterizado por gastos que no crean riqueza ni empleo.

Es un insulto a la profesión médica que los responsables políticos de la situación económica nos pidan ahora sacrificios a los especialistas. Sacrificios que se traducen en menos salario y más carga de trabajo.

Pongo como ejemplo la última oferta de la Administración que ha llegado a mis oídos:  operar cataratas a 50 euros. ¿Éste es el precio de las manos de un especialista que devuelve la vida al ciudadano que no ve? Una oferta, entre tantas otras, sin vergüenza.

Las nuevas medidas adoptadas ante la situación de crisis económica ofrecen -también sin vergüenza- al médico del SNS más trabajo por menos dinero.

Esta aplicación de medidas irracionales sin contar con el facultativo ha derivado en una situación en la que en la mayoría de las comunidades no se ha llegado a acuerdos laborales con los médicos: a que se despidan facultativos, a que no se renueven contratos temporales, a que se continúen con los contratos basura de 30 horas, a que se disminuya en un 30 por ciento la actividad quirúrgica en algunas autonomías, a que en otras estén cerrados desde el próximo mes de mayo los quirófanos por las tardes, a que se incrementen las listas de espera… ¿Pensarán los responsables políticos autonómicos que así podrán gozar de la credibilidad de los médicos? Sin vergüenza, se ha perdido el respeto a los empleados públicos y la credibilidad y confianza de la ciudadanía.

“Microclimas sanitarios”
Las transferencias a las autonomías han dado lugar a la existencia de “microclimas sanitarios”, fenómenos de fragmentación y desigualdad, donde las carteras de servicios son diferentes según la comunidad autónoma, y las retribuciones y condiciones laborales también difieren en cada servicio de salud. La fragmentación y la desigualdad es propia de los sinvergüenzas. Por tanto, son los médicos los que tienen que liderar el cambio.

Tendremos que recordar a los políticos que la profesión de médico es, ante todo, vocacional y, además, una profesión. Por tanto, precisamos no sólo de una retribución, sino, qué menos, también de un reconocimiento a nuestro esfuerzo progresivo y vocacional: es decir, el reconocimiento más elemental a nuestro trabajo diario.

Todavía no hemos descubierto un programa sanitario creativo, que no esté centrado en el acceso al poder; echo en falta modelos de gestión más próximos al médico, al profesional sanitario, donde las decisiones deberían estar más próximas al modelo “problema/solución aceptable”, que no al que nos están imponiendo: “publicar una norma de aplicación a cada caso concreto”.

¿Acaso nos han preguntado? ¿No sería mejor entablar un diálogo para llegar a soluciones aceptables y no impuestas? ¿No es mejor para todos (ciudadanos, pacientes, médicos y gestores) una mesa de negociación exclusiva para el médico? ¿Qué tenemos en común los médicos con los pinches de cocina de un hospital, con un celador, con un administrativo…? La igualdad es respetar las diferencias.

Como ciudadanos, se nos pide solidaridad social, y me pregunto si esto se consigue con medidas represivas. ¿No nos estamos dirigiendo hacia un modelo donde lo que predomina es la dominación de unos pocos?, entendida ésta como la oportunidad de hallar personas dispuestas a obedecer la orden que se les ha dado.

No creo que estas medidas nos conformen a todos, pero éstas son las reglas actuales del juego. Retrocedemos en el tiempo; perdemos derechos reconocidos en decretos y leyes que, en estos momentos, quedan derogados, y aumentan los deberes y, no en la misma proporción, el reconocimiento. Todo esto no es más que fruto de los sinvergüenzas.

Soy MEDICO, tengo facturas

Carta abierta al Consejero de Salud y Politica Social

ESCRITO ENVIADO VIA E-MAIL, EL DIA 26 DE ABRIL DE 2012, Y PUBLICADO EN PRENSA


A/A: CONSEJERO DE SALUD Y POLITICA SOCIAL DEL SES

La indiferencia motivada por la Consejería de Sanidad con el SIMEX demuestra, por ser benévolo, una falta total de tacto ya hace 1 mes y 20 días que solicitamos audiencia.

La falta total de información como pilar fundamental , no es técnica administrativa en ningún sitio, solo genera malestar e incertidumbre que, queramos o no afecta a nuestro trabajo.

Los médicos no somos los causantes de la crisis, sino los políticos, y  es aquí donde se puede recortar, hay 1 médico por cada político, sobran muchos, y no han sufrido ningún recorte.

Hartos ya de las decisiones tomadas por el SES, te comunico que iremos a la huelga que, visto lo que os importan los enfermos os vendrá bien para ahorrar más. Parece que eres de otro oficio, y no sabes que el médico el dinero que cobra es a base de echar muchísimas horas en el Hospital. Único profesional que tiene 3 jornadas: La jornada ordinaria: 35 horas/semana, la quieren ampliar a 37horas/semana. La jornada de Atención Continuada: 17 horas día, y la jornada de Atención Especial que son 48 horas a la semana.

 Badajoz, 26 de abril de 2012

José Ignacio Vilella Bertrand

SECRETARIO GENERAL SIMEX

 

El SES reducira las Guardias y los pagos por Carrera Profesional

Accede al articulo completo

Unos 25.000 profesionales sanitarios habrían perdido su condición de funcionarios por Real Decreto.

Unos 25.000 profesionales sanitarios, entre ellos más de 4.000 médicos, habrían perdido su condición de funcionarios tras el Real Decreto 16/2012 de 20 de abril, según calculan los sindicatos y la Vocalía Nacional de Médicos de Administraciones Públicas de la Organización Médica Colegial (OMC). “Aviso para navegantes”, advierten.
El macro decreto aprobado por el Gobierno el pasado viernes y publicado este martes en el BOE incluye, entre la batería de reformas, la integración del personal funcionario al servicio de instituciones sanitarias públicas. Textualmente dictamina que “los médicos, practicantes y matronas titulares de los servicios sanitarios locales que presten sus servicios como médicos generales, practicantes y matronas de los servicios de salud, y el resto del personal funcionario que preste sus servicios en instituciones sanitarias públicas, dispondrán hasta el 31 de diciembre de 2012 para integrarse en los servicios de salud como personal estatutario fijo. A tal fin, las comunidades autónomas establecerán los procedimientos oportunos“.

“Los servicios jurídicos echan humo”, cuenta Antonio Fernández Pro, el vocal nacional de Médicos de Administraciones Pública, que no entiende ni las ventajas de esta medida, ni su justificación. Lo que sí tiene claro es que “se trata de una pérdida de derechos adquiridos” para un colectivo que lleva una media de 29 años con la condición de funcionarios civiles del Estado y que ya estaban integrados funcionalmente en condiciones de igualdad en los servicios sanitarios autonómicos. La medida afectaría a entre 4.000 y 5.000 médicos con unas edades de entre los 55 y los 60 años.

¿Por qué sólo a los sanitarios?

“¿Por qué sólo nosotros los sanitarios?”, se pregunta Fernández Pro. “El agravio que esto supone para un colectivo es un aviso de navegantes para el resto de los funcionarios”, advierte.

Si el primer punto de la disposición le parece “incomprensible”, el segundo, todavía más. “En caso de que este personal opte por permanecer en activo en su actual situación, en los cuerpos y escalas en los que ostenten la condición de personal funcionario, las comunidades autónomas adscribirán a este personal a órganos administrativos que no pertenezcan a las instituciones sanitarias públicas, conforme a las bases de los procesos de movilidad que, a tal fin, puedan articularse”, dice el decreto. “Esto parece hecho con saña. ¿Qué quieren, que nos vayamos a Hacienda a pegar sellos?”, cuestiona Fernández Pro

Uno colectivo de 25.000 funcionarios

Desde la OMC y los sindicatos se han criticado varios aspectos del RD. Mediante un comunicado,  considera “inaceptable” que el Gobierno plantee medidas sobre personal y reordenación de recursos humanos sin informar previamente a los representantes legítimos de los trabajadores y exige su negociación ante un eventual desarrollo del Real Decreto. Se calcula que la pérdida del estatus de funcionario afectará a 25.000 sanitarios en toda España

“Esta medida, impuesta de manera unilateral sobre un colectivo de unas 25.000 personas, tendrá consecuencias tanto en sus retribuciones, como en el sistema de atención sanitaria, dado que muchos de ellos la reciben a través de Muface y, consecuentemente, a partir de ahora, dejarán de hacerlo sin obtener ninguna compensación”, explica. Se confía en que exista una negociación ante un eventual desarrollo del Real Decreto.

Retribuciones e incapacidad temporal

Critica que, además de las medidas que inciden en el sistema de protección, como la modificación del copago, “la letra pequeña del decreto abre la posibilidad a las comunidades autónomas de modular su aportación a los trabajadores en casos de incapacidad temporal, las prestaciones económicas o las retribuciones complementarias, con el fin de racionalizar el gasto. Esta medida podría generar serias distorsiones en la política de personal del Sistema Nacional de Salud”.

No obstante, el sindicato valora de manera positiva otras medidas, como la prohibición del turismo sanitario, la central de compras, la creación de áreas de capacitación específica, el registro estatal de profesionales sanitarios o la elaboración de un catálogo homogéneo de categorías profesionales para garantizar la movilidad en el conjunto del SNS.